Contacto: 011 4571-2212 - Av. Gral. Mosconi 3300. CABA - Lunes a Sabados de 8.30 a 21hs

Clorito de Sodio, o MMS, una mentira peligrosa.

En los ultimos tiempos han llegado a nosotros, muchos clientes, con la inquietud acerca de este producto. La respuesta es muy sencilla, ya que el clorito de sodio no es un principio activo de ningun medicamento y no esta autorizado su uso para tratamiento alguno, al menos, en seres humanos. A continuacion les dejamos un informe de la FDA, en donde se puede ver claramente, no solo su falta de efectividad demostrada, sino tambien, el peligro que representa su posible consumo. Espero les sirva y aclare dudas.

Si está tomando la solución mineral “milagrosa” o “maestro” (Miracle Mineral Solution), u otros productos hechos a base de clorito de sodio, deje de hacerlo de inmediato.
La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha recibido muchas denuncias indicando que estos productos, a la venta en línea como “tratamientos”, han enfermado a los consumidores.

La FDA advirtió por primera vez a los consumidores sobre estos productos en 2010, pero muchos distribuidores independientes los siguen promoviendo en las redes sociales y vendiendo en línea. La agencia insta del modo más apremiante a los consumidores a no comprar ni usar estos productos.

Estos productos se conocen con diversos nombres, como solución mineral milagrosa o maestra, suplemento mineral milagroso, MMS (siglas en inglés), protocolo de dióxido de cloro (CD, por sus siglas en inglés) y solución de purificación de agua (WPS, por sus siglas en inglés). Al mezclarse de acuerdo con las instrucciones del empaque, se convierten en una fuerte sustancia química que se usa como blanqueador.

Algunos distribuidores están haciendo afirmaciones falsas (y peligrosas), al efecto de que el suplemento mineral milagroso mezclado con ácido cítrico es un líquido antimicrobiano, antiviral y antibacteriano que constituye un remedio para el autismo, el cáncer, el VIH/SIDA, la hepatitis, la gripe y otras enfermedades. Pero la FDA no tiene conocimiento de ninguna investigación que demuestre que estos productos sean seguros o eficaces para tratar enfermedad alguna. El uso de estos productos puede hacer que postergue otros tratamientos que sí han demostrado ser seguros y eficaces.

En resumidas cuentas: los productos hechos a base de clorito de sodio son peligrosos, y usted y su familia no deben usarlos.

Quienes consumen MMS están bebiendo lejía

Los sitios de internet que venden la solución mineral milagrosa describen el producto como un líquido que contiene un 28 por ciento de clorito de sodio en agua destilada. Las instrucciones del producto indican a las personas que mezclen la solución de clorito de sodio con ácido cítrico —tal como el del jugo de limón, ya sea real o común— u otro tipo de ácido antes de beberla. En muchos casos, el clorito de sodio se vende junto con un “activador” de ácido cítrico. Al agregarse el ácido, la mezcla se convierte en dióxido de cloro, un poderoso agente blanqueador.

Tanto el clorito de sodio como el dióxido de cloro son los ingredientes activos de ciertos desinfectantes, además de tener otros usos industriales. No están hechos para que los ingieran las personas.

La solución mineral milagrosa causa reacciones graves

Beber cualquiera de estos productos hechos a base de dióxido de cloro puede causar náuseas, vómito, diarrea y síntomas de deshidratación severa. La etiqueta de algunos productos afirma que el vómito y la diarrea son comunes después de ingerir el producto. Incluso sostienen que tales reacciones son prueba de que el producto está surtiendo efecto. Esta afirmación es falsa.

Más aun, en general, cuanto más concentrado está el producto, más graves son las reacciones. La FDA ha recibido denuncias de consumidores que sufrieron vómito intenso, diarrea severa, una presión arterial baja potencialmente mortal causada por la deshidratación y fallos hepáticos fulminantes después de beber estos productos. Si ha tenido una reacción negativa a cualquiera de ellos, acuda a un profesional de la salud lo antes posible.

By | 2020-06-15T21:39:21+00:00 junio 15th, 2020|Uncategorized|0 Comments